Extracción a niños

Toda situación relacionada con los profesionales de la salud implica una experiencia nueva e inédita para un niño, que seguramente se repetirá a lo largo de su vida. Por eso, se hace necesario lograr que el niño se sienta protegido y contenido frente a este tipo de prácticas y pueda atesorar estas experiencias de manera positiva.
Además de la preparación previa que corresponde a su análisis, usted puede realizar acciones para ayudarlo a prepararse para la extracción de sangre y disminuir sus temores: lo que vaya a sucederle no debe ser conflictivo sino todo lo contrario, ni para usted ni para el niño. Los métodos que utilice para lograrlo dependerán de la edad y del temperamento del chico.
Recuerde que usted no está solo. Sin dudas, confíe en nosotros. Estamos especialmente entrenados para la atención de bebés y niños.

Ver artículo completo en nuestro BLOG